Rehabilitación lesión rodilla Zaragoza

Especialistas en rehabilitación de lesiones de rodilla en Zaragoza

Tipos de lesiones de rodilla

Las lesiones de rodilla a menudo causan largor periodos de recuperación para practicar deporte, trabajar en incluso llevar a cabo una rutina habitual.

Hay tres causas principales de las lesiones de rodilla:

  • Traumático, causando daño agudo al hueso, tendón, ligamento, músculo o hueso.
  • No Traumático o Degenerativo, resultando en desgaste de las articulaciones como artritis.
  • Uso excesivo, donde la mayoría de las condiciones se deben a inflamación o degradación del tendón (tendinitis/tendonopatía) o su unión al hueso (entesopatía/ apofisitis).

Las lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA), del ligamento cruzado posterior (LCP) y de la colateral medio y lateral (LCL) son muy comunes en la práctica de deportes explosivos y se asocian ya sea con la inestabilidad de la rodilla desde la parte inferior o después de un impacto traumático.

Las lesiones los ligamentos laterales se tratan normalmente de forma conservadora con aparatos ortopédicos y se combinan con un programa de rehabilitación gradual, para recuperar la movilidad y dejar atrás el dolor y las molestias.

Tratamiento y rehabilitación de las lesiones de rodilla

Los desgarros completos del LCA y del LCP generalmente requieren cirugía (reconstrucción del LCA/LCP) para volver a practicar deporte o realizar trabajos físicamente exigentes.

La rehabilitación de la rodilla después de una reconstrucción se centra en la carga progresiva y gradual del nuevo ligamento, la restauración de la gama completa de movimiento de la rodilla, la mejora de la fuerza y el control de los músculos alrededor de la rodilla, la cadera y el tobillo, y la optimización de la técnica de carrera.

Una rehabilitación completa ayudará a prevenir que el ligamento vuelva a romperse y a minimizar los problemas de artrosis a corto plazo.

Los desgarros de cartílago o menisco se asocian con una lesión por torsión en la rodilla o por degeneración en la población de edad avanzada. Estos desgarros pueden llevar a una artritis temprana si no se manejan correctamente. Se requiere fisioterapia antes y después de la cirugía para restaurar el funcionamiento normal de la rodilla y para prevenir que la biomecánica anormal se transforme en dolor.

Existen numerosas condiciones de uso excesivo que pueden causar dolor de rodilla. Algunas de las lesiones más comunes incluyen, tendinitis de la rótula, síndrome de dolor patelofemoral, síndrome de fricción de la banda iliotibial o dolor referido de la cadera.

Típicamente, estos se deben a una combinación de una mala mecánica al correr y/o al caminar, entrenamiento excesivo y recuperaciones inadecuadas. El diagnóstico preciso es de suma importancia cuando se tratan estas lesiones para determinar la causa y la metodología de recuperación.

¿Cómo podemos ayudar?

Si usted no puede viajar a uno de nuestros consultorios debido a la falta de movilidad o dolor, estamos disponibles para ir a su lugar de residencia.

¿Interesado en tratar sus problemas de rodilla mediante la fisioterapia?